FAQ

FAQ

Preguntas frecuentes

Los módulos solares convierten la energía solar durante el día en electricidad para que esta sea utilizada en tu vivienda, empresa o explotaciones agrícolas. En cualquier caso seguirás conectado a la red de la que consumirás por la noche. En algunas explotaciones agrícolas en las que no sea necesario el consumo nocturno la desconexión de la red convencional podrá ser total.

Sí, siempre que tengas un tejado disponible. Facilítanos tu dirección exacta y lo estudiaremos en detalle, contacta con nosotros.

Si, totalmente siempre que haya espacio en tu tejado. La energía solar térmica utiliza la energía del sol para calentar agua caliente sanitaria. La energía solar fotovoltaica convierte la energía del sol en electricidad a través de los módulos solares.

No. El autoconsumo es totalmente legal en España y regulado en el RD 900/2015. Para instalaciones de menos de 10kW (en residencial) no hay ningún coste adicional asociado por autoconsumo.

En nuestra empresa nos encargamos de toda la gestión administrativa y solicitaremos todos los permisos necesarios ante la compañía eléctrica, y facilitaríamos el trámite para el ayuntamiento e industria. Tu solo debes ahorrar.

Para conocer tu tarifa eléctrica, así como tus hábitos de consumo, de esta forma sencilla podremos analizar gratuitamente y sin compromiso una estimación de los paneles que necesitas.

Una vez obtenidos todos los permisos necesarios, la instalación de los paneles normalmente tarda de 2 a 5 días, es una instalación sencilla y sin alterar tu vida cotidiana. En Garosol Energía nos encargamos de todo el proceso, hasta la puesta en marcha para que puedas disfrutar y generar energía positiva e inteligente.

La vida útil de la instalación es superior a los 25 años. Durante la mayoría de los cuales contarás con las mejores garantías de proveedores reconocidos a nivel mundial. Los paneles solares requieren muy poco mantenimiento. Nos encargamos de revisar y monitorizar tu instalación.

A través de nuestra (APP) de gestión energética que es fácilmente accesible a través de la web o aplicación móvil. Podrás controlar cuanta energía generan tus paneles y cuanto estas ahorrando en tiempo real. Y lo mejor: Podrás gestionar tu energía y consumos de forma fácil y eficiente.

Podrás pagar al contado, en cómodos plazos o acogiéndote a alguna de las opciones de financiación que Garosol Energía tiene para ti.

El autoconsumo solar fotovoltaico se define como el uso de energía generada por una instalación para el consumo propio con el consecuente ahorro energético. En el caso de que sea una instalación de energía solar fotovoltaica, esta generará directamente energía eléctrica a través de los paneles fotovoltaicos.

Una instalación de autoconsumo está formada por placas solares, cableado, un inversor solar. Los paneles solares son los que captan la luz solar y generan energía, el inversor fotovoltaico transforma la energía eléctrica continua en corriente alterna para que pueda ser utilizada en los equipos eléctricos de las viviendas y el cableado conecta los equipos fotovoltaicos.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que estas instalaciones se dividen en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo conectadas a la red o instalaciones aisladas (sin conexión con la red – uso de baterías).

  • Instalación de autoconsumo aislada

Son instalaciones de placas solares para autoconsumo que se encuentran conectadas con el interior de una red de consumo pero que no cuentan con conexión eléctrica física con la red de transporte o distribución. El almacenamiento de energía con baterías es imprescindible en este tipo de instalaciones solares fotovoltaicas, con el fin de garantizar un suministro eléctrico durante 24 horas.

Una instalación de autoconsumo fotovoltaico aislada suele encontrarse en regiones donde la red eléctrica no llega por la imposibilidad o por el elevado coste de llevarla, como por ejemplo en zonas rurales con baja población y alejadas de grandes núcleos urbanos. Además, también se utilizan en señalización terrestre (alumbrado, señales de tráfico, semáforos) o en aplicaciones industriales como en torres de telecomunicación, entre otras.

Las instalaciones aisladas de la red están compuestas por placas solares fotovoltaicas, un regulador de carga, acumuladores o baterías solares e inversores fotovoltaicos.

  • Instalación de autoconsumo conectada a red

Son instalaciones de módulos solares para autoconsumo que se encuentran conectadas con el interior de una red de consumo, pero también se encuentran conectadas con una conexión eléctrica física con la red de transporte o distribución.

La acumulación o almacenamiento de energía no es imprescindible en este tipo de instalaciones de autoconsumo solar ya que se recurre a la red eléctrica en los casos de baja o nula generación de energía verde por parte de los paneles solares. En algunos casos, se utilizan baterías para consumir mayor cantidad de energía solar que la procedente de la red eléctrica.

Vamos a explicar este apartado sin entrar en detalles puramente técnicos y de la forma más sencilla posible. La salida del inversor se conecta con la entrada ICP de nuestra casa.

En función de la energía que estés consumiendo se cogerá primero energía de la instalación de autoconsumo y luego de la red, si fuera necesario.  Este tipo de funcionamiento se debe a que la vivienda siempre toma la energía del punto más cercano, en este caso las placas solares y si necesita más de la red. Este principio de funcionamiento evita los cortes eléctricos ya que las dos generaciones trabajan en paralelo.

Ya sea una instalación en una gran empresa, o en PYMES, ganaderías, agricultura, colegios, etc., todas ellas presentan muchos beneficios.

Ahorro en costes energéticos

La instalación de placas solares repercute directamente en una significativa bajada de la factura. Este es un punto capital para cualquier empresa, ya que marca la diferencia entre que un proyecto sea o no viable. Además también protege a tu empresa de las constante subidas en el precio de la luz, en cuanto tu instalación empieza a generar energía, conoces cuanto te costará el kW durante los próximos 25 años.

Aumento de la competitividad

La reducción de costes se traduce en la posibilidad de ofrecer precios más competitivos a los clientes.  Evidentemente, el dinero que no se gasta en energía puede ir destinado a múltiples cuestiones que pueden potenciar la posición de nuestra empresa en el mercado y que puede suponer la clave de nuestro éxito.

Reducción de emisiones de CO2

Generando tu propia energía verde contribuyes a reducir las emisiones de CO2 y frenar de esta manera el cambio climático. Este es un compromiso con el medio ambiente que va en la línea de todas las directrices europeas. Apostar por las energías renovables aumenta la responsabilidad social corporativa y mejor la imagen de marca de manera considerable.

Diferenciación empresarial

La energía fotovoltaica añade valor diferencial a tu empresa y llega a un mayor número de clientes con conciencia renovable. Y es que la realidad muestra un público cada vez más comprometido con los productos éticos, responsables y sostenibles. Nuestra empresa podrá acceder a un nicho de mercado en constante aumento gracias a nuestra política energética renovable.

El viernes 9 de octubre de 2015, con José Manuel Soria cómo Ministro de Industria, Turismo y Comercio, el Consejo de Ministros aprobaba el Real Decreto 900/2015, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica y de producción.

Dentro de esta normativa se puede encontrar lo que ha sido popularmente conocido como el Impuesto al Sol que pretende gravar la energía autoconsumida, con la justificación del servicio de respaldo que el conjunto del sistema eléctrico ofrece para cubrir las necesidades energéticas de los consumidores, cuando sus instalaciones son insuficientes.

Desde Europa, con el Plan de Energías Renovables 2020 se pretende que la 20% de la energía sea de origen renovable en el año 2020. Sin embargo, la aprobación del RD 900/2015 ha supuesto un freno al autoconsumo solar en nuestro país en contra de las directrices europeas.

Este Real Decreto un ataque frontal contra las energías renovables, por poner un ejemplo, es como si alguien que no tenga coche, tuviera que pagar un canon a la industria petrolera para que su negocio no se vea afectado.

Aún con todo esto, y pese a lo restrictivo de la norma, la presión pública ha logrado algunos cambios significativos, fundamentalmente en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo menores de 10kW donde el RD ya no es de aplicación.